Insistiendo con Vodafone

Dicen que “el que la persigue, la consigue”. A ver si es verdad. De momento, tras mi quinta reclamación, he conseguido recibir este correo (la negrita es mía):

Estimado Sr Arbona Bernat:
Nos dirigimos a Vd. en respuesta a su correo electrónico de fecha 15/06/08 22:39:46 .
Nos gustaría informarle, que después de haber revisado su consumo y debido a la insistencia de sus reclamaciones, hemos procedido a abrir una incidencia técnica con fecha de hoy día 16-06-08 , para que un departamento superior vuelva a revisar todas sus llamadas en esas fechas.

¿La historia? Allí va. Empecemos por el principio. Resulta que hace unos años, Vodafone anunció la promoción de la Tarjeta 1 (ahora mismo el link exacto me da un error 404). Con la susodicha tarjeta era (es) posible llamar a móviles Vodafone y fijos nacionales por 1 céntimo/minuto durante fines de semana y festivos nacionales. Los días laborables, a partir de las 16h, la tarifa es de 15 céntimos/minuto. El resto es caro. Todos los precios sin incluir impuestos. Durante el lanzamiento inicial, podías llamar por 1 céntimo todos los días hasta septiembre. Después sólo era los fines de semana, pero de por vida. En fin, que por 6 euros que costaba apuntarse, me apunté. Era un chollo se mirase por dónde se mirase. Más adelante, decidí irme de Erasmus a Holanda, y contraté el servicio de roaming Vodafone Passport. Podías (puedes) llamar a casa por un euro más la tarifa habitual. Recibir una llamada costaba 1 euro/hora. Más tarde lo cambiaron por 1 euro (bueno, 99 céntimos) cada 20 minutos. Me parece bien. Así mi madre también ahorra un poco cuando me llama. Bueno, a lo que iba, con la tarjeta 1 y el passport, resulta que “teóricamente” una llamada de, pongamos 50 minutos, cuesta (debería costar):

0.99 € por la conexión Vodafone Passport
+ 0.15 € por establecimiento de llamada
+ 50 x 0.01 € por la llamada
= 1.64 €

Mola, ¿eh? Pues sí, molaba hasta octubre del 2007. Entonces noté cómo el saldo se agotaba más rápido de lo habitual. Ummmm… Investigué un poco, y descubrí, gracias al Detalle de llamadas que proporciona Vodafone en su página web (con un Flash horrendo, todo hay que decirlo), que se me estaban facturando las llamadas a 15 céntimos en vez de a uno. Al principio pensé que habían cambiado la tarifa (no sé si legalmente lo pueden hacer), pero busqué en la página web y no encontré ningún cambio. Tan sólo habían quitado el viernes por la tarde del fin de semana. La tarifa seguía en pie. Busqué alguna incompatibilidad con Vodafone Passport. Ninguna. Vodafone Passport es compatible con todas las tarjetas. Sólo algunas ventajas de la tarjeta Vitamina no son válidas. Entonces decidí reclamar. Eso fue en noviembre 2007. Al cabo de unos días recibí un abono por la cantidad facturada en exceso. Un error lo puede tener cualquier. Tranquilo, seguí llamando a casa los fines de semana.

Hasta que volvió a ocurrir. Revisé las llamadas de noviembre hasta enero. La diferencia era de unos 20 euros. Yaaaa, no es mucho dinero. Hay gente que se gasta mucho más telefoneando, lo sé. Sin embargo, antes que darle dinero a una operadora de telecomunicaciones, prefiero enviarlo a una ONG. Reclamé otra vez. Esta vez les dije que revisaran su sistema de facturación, que algo fallaba. Al cabo de unos días, recibí un e-mail. Habían cerrado mi incidencia. Sin embargo, no me abonaron ni un céntimo. Para aclarar el asunto, debía llamar al 123. En mayo, llamé. Me explicaron que habían cerrado mi incidencia porque las llamadas se habían efectuado en día laborable.

Whaaaaat?

En aquel preciso instante no tenía ningún calendario a mano para sostener mi queja. Lo busqué por toda la casa desesperadamente. Me entró un ataque de los míos. “No es posible que vivamos en dos mundos distintos. Debe haber una explicación lógica”, me dije. Al fin encontré una agenda. Respiré hondo y volví a llamar. Después de hablar un rato con un robot, me cansé y grité la palabra mágica:

– Operadora!

Una voz femenina me saludó.

– Hola, llamaba por la incidencia iXXXXXX. Sí, mi nombre es bladibla, y me teléfono es dubidubidu.
– Su incidencia está cerrada. Resulta que las llamadas que usted reclama fueron efectuadas en días laborables, por lo que se aplica la tarifa …
Ummm… Ya. ¿Tiene usted un calendario de 2007 a mano? Resulta que esos días eran domingo en 2007. ¿Podría comprobar las fechas usted misma? Muchas gracias.

Al cabo de un rato…

– Pues sí, efectivamente, tiene usted razón. Voy a crear una nueva incidencia y le llamamos en 24 horas.

La chica fue muy amable, y me llamó para decirme que me abonarían una cierta cantidad. Le recordé que día 1 de enero no era domingo, pero que “normalmente” suele ser festivo nacional. Quedamos en que me abonarían también ese día. Olvidé el asunto. Costó lo suyo, pero conseguí mi objetivo (creía).

Entonces lo vi claro. Debería armarme de paciencia y reclamar cada dos o tres meses. Ayer me decidí (¿o era el sábado?). Me conecté al sitio web de Vodafone. Para mi sorpresa (muy agradable), el detalle de llamadas es ahora mucho más asequible, aparece la lista de llamadas en una bonita tabla, sin Flash. Ahora ya no necesito mirar en el código fuente de la página web para copiar el código XML que se le pasaba cómo argumento al objeto Flash. Incluso se puede exportar la lista de llamadas a una hoja de cálculo. Muy práctico para operar con los datos. El historial sólo llega a los últimos 3 meses, pero me bastó para comprobar que se habían equivocado con el abono, y que seguían facturando las llamadas en fin de semana cómo si fueran días laborables.

Sé que esta entrada se está alargando, y es posible que aburra a algunos, pero yo me hago las siguientes preguntas:

-¿Es posible que si llamo entre semana me facturen a 1 ćentimo/minuto? 😀
– ¿Soy el único al que le facturan de más?
– ¿O el único que se ha dado cuenta?
– ¿Alguien más tiene la tarjeta 1 y llama desde el extranjero?

Por favor, revisad vuestras llamadas. A lo mejor os encontráis con una sorpresa. Por mi parte, os mantendré informados de mis peripecias. 😉

Advertisements

One Response to Insistiendo con Vodafone

  1. gon says:

    Amb dos collons Xesc, bona feina. Ves a saber a quanta gent estafen les operadores amb canvis de tarifes sense avisar.

    Vagi bé pel nord.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: