Amigos que se van

Ayer hubo despedida. Otros dos amigos, Lola y Manu, se van. Y una nueva hornada de Erasmus llega. El clásico ciclo vital de Delft. Gente que llega y otra que se va. Suele ocurrir dos veces al año, en septiembre/octubre y en febrero. La verdad es que ya he perdido la cuenta de cuándo ha llegado quién. La gente también llega por diversos motivos, unos para estudiar un master o un PhD, otros para trabajar, la mayoría a pasarlo bien de Erasmus. Hay incluso gente que vuelve. Estuvo estudiando y vuelve para ganarse la vida. El problema es que cuando tus amigos se van, y te has apegado un poco a ellos, te sientes triste. Y sucede a menudo.

Durante mis primeros 6 meses en Delft conocí a mucha gente y encontré a varios amigos, con los que salía entre semana y los fines de semana. Compartimos muy buenos momentos. Algunos se fueron y otros quedaron, aunque no nos vemos muy a menudo. Los echo de menos, pero gracias a Internet podemos mantener contacto de vez en cuando. Y ahora que dos más se van a Madrid, quizás sea tiempo de organizar una escapadita. Conozco a varios trabajando allí, incluso amigos de instituto. 😉

Después vino la segunda oleada de Erasmus, y yo aún con mi proyecto inacabado… Hice nuevos amigos. Me resistí un poco al principio. No sabía si me quedaría en Holanda o volvería a Mallorca, y no quería apegarme mucho. Y después llegó el trabajo, con el que ando un poco desconectado del mundo y mis amigos aquí. Estoy en “los mundos de Xesc”, como dice José. Y es verdad. Últimamente sólo aparezco en las fiestas de cumpleaños o despedidas, dónde cada vez encuentro a gente nueva, que se ha unido al grupo. Ya no nos vemos entre semana. A lo más algún snooker el domingo. Sí, tendría que hacer un poco más de vida social. Pero cuando llego a casa me gusta estar conmigo mismo y descansar. Y he estado ocupado montando mi nuevo hogar. Hay tantas cosas que quisiera hacer. Y tan poco tiempo…

En fin, la gente se mueve. Los que estudiaban el master y están acabando el proyecto tienen ahora el dilema de qué hacer con sus vidas. Encontrar trabajo aquí, volver a España, irse a otro país… Algunos quieren ir a Estados Unidos, otros a Australia, yo mismo estoy pensando en irme a Bélgica… Otros han vuelto para trabajar. Cómo dice mi amigo Rafel, “lo important és no estar mai aturat”.

Al final el post me ha salido algo filosófico. Necesitaba desahogarme y volver a escribir en mi diario, al que también tengo abandonado. Esta mañana, mientras la resaca pasaba factura, he ido pensando en todas las personas que he conocido a lo largo de mi vida. Amigos de la infancia, amigos sollerics, amigos en Delft, amigos del fantástico viaje a Brétigny y Longwy, compañeros de la UIB y UPC, Barcelona, SRII… La lista se hace larga. Amigos esparcidos por todas partes, que te marcan de una forma u otra. Me he puesto sentimental. Gracias a todos por ser cómo sois. 😉

Bueno, creo que voy a dejarlo por hoy. Aún me quedan unas cuantas cosas por hacer. Una de ellas comer… 🙂

Advertisements

One Response to Amigos que se van

  1. TORRENTE says:

    Llei de vida! Puc imaginar com et sents, ja que m’ha passat el mateix…… per tant el que has de fer es….. beure mes cervesses, anar mes de festa i coneixer al·lotes guapes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: